El curioso origen de «Soponcio»

Soponcio se refiere a un desmayo o gran susto. Dicen las malas lenguas que la palabra “soponcio” viene del muy vulgar latín ‘sopio’ que significa pene. Según esta historia, los romanos dibujaban una caricaturas las cuales llamaban ‘sopio’ y las caracterizaban con inmensos penes. Al parecer las damas al ver esto se asustaban y a veces llegaban a desmayarse.

Otra versión, mencionada en el Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Casellana de Joan Corominas, dice que soponcio viene del cruce de dos palabras: sopetón (golpe brusco) y arreponcio (accidente, ataque de un mal). Sopetón viene del latín subitus (súbito) y arreponcio es una expresión de Salamanca que viene del latín ‘reponsio’ (respuesta del cuerpo a una causa morbosa).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *