8 Cosas que las empresas de comida rápida no te dirán

Resistir la tentación de irte a comer pollo frito, pizza, hamburguesas, o cualquier otra deliciosa comida no es fácil. Pero en este articulo descubrirás algunas cosas que las grandes marcas de comida rápida como McDonald’s, KFC, Burger King, y otros, no te dirán. Quédate porque esto se pone interesante… Sus colores te abren el apetito.
El rojo y amarillo son los colores por excelencia para estas marcas de comida rápida, esto va mas allá de un tema de diseño y se convierte en algo mas mental. Estos dos colores se combinan perfectamente que te hacen querer parar y comer algo. Esto a veces se conoce como la “ketchup y la teoría de la mostaza”.

Las hamburguesas se cocinan en un instante.
En las cadenas de comida rápida más grandes y famosas del mundo, las hamburguesas se preparan en sólo 30 segundos. ¿La razón de esto? Simplemente se congelan antes de ser llevados a la cocina.

Su comida se come rápido.
Ojo a este dato, en un restaurante de comida rápida, te puedes comer un trozo de comida después de masticar 12 veces en promedio. Fuera del restaurante, generalmente masticas las cosas unas 15 veces. Cuanto menos masticamos la comida, menos satisfechos estamos y así comemos más.

¿Desea una adición de…?
Apuesto a que no te sabias este: expertos han encontrado que es mas fácil que aceptes por algo que te ofrezcan directamente que simplemente lo veas en la carta, a todos nos ha pasado, estamos pidiendo nuestra comida y lanzan la dichosa pregunta que mas del 85% de las personas aceptan: “¿Desea un adición de…?

Las ensaladas.
Las ensaladas en estos lugares no siempre resulta siendo la opción mas saludable. Este es debido a que los aditivos que usan a menudo para hacerlos, resultar ser la que tiene el contenido calórico más alto. Lo que entra en los “aderezos” para ensaladas, la realidad es que ni los empleados saben a ciencia cierta si esto es saludable.

Las gaseosas.
Algunas personas prefieren su gaseosa en lugares como McDonald’s porque dicen que la encuentran más sabrosas que la que compran en otros lugares. En realidad es lo mismo, solo que las cadenas de comida rápida a menudo mezclan el concentrado y el agua juntos en el local antes de servir, lo que les da un sabor algo diferente y mas fresco.

La ilusión de la carne a la parrilla.
Las carnes de las cadenas de comidas rápidas se cocinan previamente en las fabricas y hasta se le hacen estos diseños para imitar carne a la parrilla, hay algunas tiendas que llegan a producir humo para simular el sabor y el tiempo de espera.

Toda su comida sabe igual.
Las cadenas de comida rápida saben exactamente qué tipo de sabores le gustan más a la mayoría, por lo que toda su comida tiene la misma sensación subyacente. De esta manera, pueden satisfacer los deseos de sus clientes de inmediato. No estoy diciendo que todo sabe a pollo, o todo a carne, pero es increíble ver como crear un sabor que les gusta a muchos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *