4 Cosas que jamás debes permitir en tu relación

Las relaciones amorosas son muy bonitas, ya que tienes una persona a tu lado que se preocupa por lo que te pase, un consejero, alguien que es tu cómplice de viajes, entre muchas cosas más.

Sabemos que cada relación es completamente diferente, pero si hay ciertos aspectos que no se deben permitir nunca en una relación para que esta sea fructífera y duradera.

¿Quieres saber que cosas son? Entonces continúa leyendo este artículo y que no se te olviden llevarlas a cabo.

1. Los celos

Algunas personas pueden pensar “si tiene celos es porque me quiere y tiene miedo de perderme porque me ama”, no te equivoques, una persona que frecuentemente te cela está dudando de tu lealtad.

Si piensas que estás en una relación valiosa por la que vale la pena luchar por rescatarla, pueden recibir ayuda profesional para tratar los celos, porque si los ignoras y se siguen presentando irán minando tu seguridad y la relación misma. ¡Los celos no son buenos!

2. Los insultos

Alguien que te insulte puede pensar “no es para tanto”, pues no es así, es tan negativo como los golpes físicos, nunca se deben de permitir los insultos, no tienen cabida en una relación amorosa sana. No permitas que tu pareja te falte el respeto, si tiene ese tipo de actitudes contigo claramente no te valora y no deberías estar a su lado.

3. La pereza

Una relación de pareja es como una balanza en la que ambas partes deben estar en equilibrio en lo que aportan y reciben, si alguno de los dos se deja llevar por la pereza la balanza se desequilibra y tarde o temprano la relación de pareja lo reciente.

A veces podemos dejar de hacer cosas tan simples como expresar amor por pereza o por dar por hecho que la pareja ya sabe lo que sentimos, nunca debemos de dar por hecho nada, siempre debemos esforzarnos por demostrar aprecio.

4. Los golpes

Y finalmente algo importante, no debes tolerar los golpes por nada del mundo. Esto no es más que un signo de una relación tóxica, no hay ningún pretexto que lo justifique, las personas que te tratan de hacer daño intentarán hacer que creas que lo mereces, que hiciste mal, nada justifica esto.

Es un error pensar que si recibiste golpes es porque lo merecías, porque no te comportaste correctamente, porque lo sacaste de sus casillas, cada quien se debe de responsabilizar de sus acciones y quien golpea no tiene control de sus impulsos, debes de alejarte antes de que te haga más daño porque entérate, no va a cambiar.

¡Si te gustó la publicación apóyanos con un Like y deja tu comentario!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *